Protesta por la vulneración sistemática del derecho a la vivienda.

Viernes día 2 a las 10.15

Como ya conocemos son muchos los problemas y las situaciones injustas que nos llevan a organizarnos
para conseguir cambios, el motivo de esta no deja de tener una importancia vital.
Sabemos la amplitud de este problema, la cantidad de personas que han tenido o tendrán que dejar sus
viviendas o habitan en unas condiciones indignas. El problema se nos hace más visible cuando le ponemos
rostro y nombre a la persona que van a desahuciar y en este caso tenemos uno muy cerca. Toñi, una compañera que
asiste y participa en la Asamblea de Indignados de Poniente Sur se encuentra en un proceso judicial con
la posibilidad de concluir en desahucio. Vive con su hijo y su hija en un piso de alquiler que no puede
pagar porque no tiene trabajo. Las características del juicio son algo diferentes a los desahucios normales
por ser en este caso una vivienda de renta libre.

El viernes día 2 a las 10.15 es el juicio del desahucio.
Os convocamos a esa hora en la plaza de la constitución
y os invitamos a llevar vuestras pancartas, conocimientos sobre el tema, voces y ganas para apoyar a Toñi y para
recordarles a los de arriba que la Constitución recoge como fundamental el derecho a todo ciudadano a tener una
vivienda digna. A ellos les corresponde el cumplimiento de éste, su deber.
Organizad@s y con constancia, ¡lo conseguiremos.!

Esta entrada fue publicada en interacciones. Guarda el enlace permanente.