Poniente Sur apoya al pueblo de Bélmez

Autoridades y vecinos de Belmez concentrados frente a la Subdelegación.La historia demuestra sin margen a dudas que sin lucha no se consigue nada. Esta consigna la tiene bien interiorizada el equipo de gobierno de Belmez (pueblo cordobés situado en el corazón del valle del Guadiato) que junto con el apoyo de las demás fuerzas políticas del pueblo tomaron la valiente decisión de, nada más y nada menos, reclamar aquello que por derecho les pertenece, el pago que se les adeuda de una parte de los llamados fondos MINER.

Lo están haciendo de un modo ejemplar, aquellos que han sido elegidos democráticamente por sus vecinos se plantan en primera línea sin ningún miedo para pelear pacíficamente (¿existe algo más pacífico que acampar delante de un ente público para protestar?) por el futuro de esos mismos vecinos, soportando las inclemencias meteorológicas típicas de esta época del año, la incomodidad de estar acampados en la calle y algo que seguramente sea más duro que lo dicho: el estar alejados de sus seres queridos debido a la distancia. Algo que nunca es plato de buen gusto pero menos aún en estas fechas en las que nos encontramos.

En unos tiempos en los que la clase política (que no la política) está tan denostada -no sin razón- es de recibo y de justicia dar un fuerte aplauso y mandar muchos ánimos a aquellos que aún creen que ser político no es enriquecerse, sino trabajar por el bien común. Mientras desde los medios masivos de comunicación se insta a dejar de luchar, a resignarse y a aceptar la derrota junto a los pertinentes recortes como única vía para salir de esta crisis en la que para lo único que parece haber dinero es para inyectárselo a la banca, su ejemplo resquebraja ese discurso oficial dejando entrever rayos de esperanza tan necesarios hoy día en un pueblo que está harto vivir con nubarrones y que ansía ver la luz.

Al igual que se dice lo bueno también se debe decir lo menos bueno, y esto menos bueno viene desde, arriba, el gobierno central (que no hace efectivo el pago de estos fondos MINER amparándose en que no hay dinero), hasta, abajo, algunos pueblos que casualmente están gobernados por las mismas siglas que el gobierno central y para los que sí existe liquidez. Será casualidad, como a quien le toca 14 veces la lotería.

Las asambleas Poniente Sur y Norte hemos pasado un par de veladas con ellos, para confraternizar y ofrecerles nuestra ayuda en lo que se terciara. Nos solidarizamos con el pueblo de Belmez y les deseamos mucho ánimo en su lucha. Y es que, como dijo el poeta, «podrán cortar todas las flores, pero no detendrán la primavera».

Más información:

Esta entrada fue publicada en genérico. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Poniente Sur apoya al pueblo de Bélmez

  1. daniel solano sujar dijo:

    Es una verdadera veguenza que es un estado de derecho se permita actuar impunemente ante un pueblo que a traves de su corporación y alcaldesa al frente, al no darle sus fondos miner que les pertenecen, fondos que fueron firmados y pactados en la distribución de la mesa nacional de la minería para el periodo 2006-2012, han pasado dos años y medio y ese ministerio de industria, dirigido por el votanta del PP.SORIA, nos niega la mayor, llevan ya 25 días de acampada, luchando por una causa justa que le pertenece a este pueblo de Belmez, USTED TENIA QUE HABER DIMITIDO YA, si fuera una persona consciente el Presidente del Gobierno, pero que se puede esperar del talante de estas personas que fueron votadas para que los problemas de las personas de este pais fueran resueltos a través del diálogo, ese diálogo no existe, no hay mas que mirar lo que han hecho en un año, desahucios, desahucios y ayudas a la banca….llega la navidad ministro soria, le voy a enviar una SOGA Y UN TABURETE , busque usted al verdugo de turno, seguro que en sus filas lo encontrará rapidamente, y empujenos, que mas dá…asi arreglará usted este desaguisado, que usted no repesta….sólo le pido una cosa y asi le hará un gra servicio a este pais….DIMITA DE UNA PUTA VEZ.

Los comentarios están cerrados.